Casa-Museo de Salvador Dalí

Declarada bien de interés cultural y patrimonio histórico de España, la casa museo de Salvador Dalí en sus inicios constituyó una pequeña vivienda de pescadores ubicada en Portlligat. En ella, el propio Salvador Dalí hacía vida cotidiana y además la usaba como estudio para elaborar sus obras. Hizo uso de la casa desde 1930 hasta 1982, cuando su esposa Gala falleció. Fue entonces cuando tomó la decisión de instalarse en el Castillo de Púbol.



A día de hoy, la vivienda se usa como museo abierto al público. Está gestionada por la propia Fundación Gala-Salvador Dalí.

La casa está divida en tres áreas: la parte en la cual transcurría la vida íntima de los Dalí, el taller para realizar obras y los espacios exteriores donde realizar actividades al aire libre.

A nivel estructural la casa parece un laberinto, que empieza en el denominado recibidor del Oso, se va descomponiendo y bifurca en una sucesión de espacios encadenados por pasillos estrechos, desniveles y recorridos sin salida. Aunque pueda parecer algo claustrofóbico, todas las estancias poseen aperturas de formas y proporciones distintas que además de hacer referencia clara al estilo del propio Dalí, sirven para oxigenar.

En la estética de la casa predomina el abigarramiento de elementos de distinta índole. Supone un ejemplo extremo de surrealismo y estética Kitsh.

Entre los elementos que destacan y representan el estilo de la obra de Dalí son los innumerables huevos, las cabezas, el palomar de las horcas y la escultura de “El cristo de los escombros” realizada con los restos de un diluvio.

El museo abre de lunes a domingo de 10:30 horas a 17:10 horas. Si deseas hacer una visita a la casa-museo y necesitas aparcar tu vehículo, puedes hacerlo en nuestro parking en Cadaqués que dispone de ViaT en entrada y salida.