Acueducto de Segovia

El Acueducto de Segovia es una de las obras más imponentes y magníficas que los romanos dejaron en esta ciudad española. La instalación fue construida para conducir hacia Segovia el agua de la Sierra y hoy es uno de los símbolos más representativos de la ciudad.

Los diferentes estudios atribuyen la construcción al siglo I d. C., durante la época de los Flavios. El acueducto esta formado por 167 arcos de piedra granítica y unidos por sillares sin la ayuda de argamasa, únicamente mediante un ingenioso equilibrio de fuerzas.

En el primer tramo del acueducto se cuentan 36 arcos apuntados y reconstruidos en el siglo XV, para restaurar la parte destruida por los musulmanes. Si el visitante se fija en el piso superior, los arcos tienen una luz de 5,10 metros, con unos pilares de menor altura y grosor que los que ya ha podido ver en el piso inferior. Finalmente, la estructura se completa con un ático por donde discurre el canal que conducía el agua.

La obra está considerada de gran belleza por lo que no es de extrañar que la UNESCO declarara la estructura Patrimonio de la Humanidad.

La leyenda del acueducto de Segovia es conocida por todos los habitantes de la provincia. Cuentan las historias que una niña subía todos los días hasta lo más alto de la montaña y bajaba con un cántaro lleno de agua. Un buen día pidió al demonio que construyera un medio para no tener que buscar diariamente a por agua y aquella misma noche, el diablo le concedió el deseo a cambio de su alma si conseguía terminarlo a tiempo, antes de que el gallo cantara. El diablo construyó todo el acueducto pero antes de poner la última piedra cantó el gallo por lo que la niña no tuvo que perder su alma a la vez que los habitantes de Segovia dispusieron de agua. En el acueducto falta esa última piedra, en el espacio en el cual, ahora aguarda una Virgen de la Fuencisla.

Si quieres acercarte a ver este monumento histórico no dudes en aparcar tu vehículo en nuestro parking situado en el paseo Campos de Castilla, s/n, en la estación de la ciudad.