Ayuntamiento de Vilafranca

La Casa de la Vila, como también se conoce el Ayuntamiento de Vilafranca del Penedès, es una pieza a destacar dentro de la arquitectura de la localidad. Se encuentra a la céntrica calle de la Cort y enfrente tiene una plaza de la Vila. A pesar de las diversas transformaciones que ha experimentado el ayuntamiento en el decurso de los siglos, todavía conserva la mayor gran parte de su estructura de estilo gótico que la caracteriza.

El edificio fue adquirido por el municipio en 1559 y anteriormente era el antiguo palacio de Bernat Pellicer. El edificio se estructura a través de un precioso patio en el centro, una escalera de acceso una galería abierta y una preciosísima fachada de piedra de estilo gótico. En el año 1969, coincidiendo con unas reformas, se descubrieron en el subsuelo del edificio unos depósitos de unos cuatro metros de profundidad que databan del siglo XVI. Se usaban para almacenar grano, fruto de impuestos; o bien para distribuir en tiempos de hambruna, epidemias, guerras, etc...

De esta, entre sus distintas aperturas, destaca un gran ventana que se compone de dos arcos idénticos enlazados por un pilar de piedra. No menos curiosas son las gárgolas esculpidas en forma de águila con las alas plegadas. Dichas gárgolas son uno de los elementos más característicos que definen el estilo gótico.

Entre sus piezas interiores destaca la sala para plenos y sesiones debido a su altura singular, con entronado lateral y la disposición de cuadros y pinturas de interés. Otra zona a tener en cuenta es la sala de San Ramón, con modernas pinturas murales del famoso artista Pau Boada que representa temas cotidianos de los habitantes de Vilafranca.

Si lo deseas, encontrarás un parking público Saba en la plaza del Penedès, s/n, situado a pocos metros del Ayuntamiento de Vilafranca del Penedès.