Casas Colgadas

Constituyen una de las imágenes más icónicas de Cuenca y son uno de sus símbolos indiscutibles. Las Casas Colgadas son edificaciones literalmente voladas, que cuelgan sobre la hoz del río. Las vistas más espectaculares de estas casas se encuentran desde la hoz del río Huécar, el enclave donde la mayoría de los visitantes de la ciudad acuden a hacerse fotos con ellas de fondo.



Son resultado de un proceso de remodelaciones que empezaron en la época medieval sobre las primitivas casas medievales. Formaban parte de un cordón colgado sobre la Hoz del Huécar. No se sabe con exactitud su origen que, para unos, es musulmán, mientras que, para otros, es de origen medieval (s. XIVXV). Pudo ser una antigua casa solariega en virtud del escudo del canónigo Gonzalo González de Cañamares encontrado en su interior.

El mito, la magia y la leyenda las elevó a la categoría de monumento. En la actualidad consta de tres casas restauradas en el siglo XX. En dos de ellas está ubicado El Museo de Arte Abstracto Español (Casas del Rey), y en la otra un mesón típico (Casa de la Sirena).

El curioso estado actual de estas casas es producto de las reformas ideadas en 1928 por el arquitecto municipal Fernando Alcántara y a las reconstrucciones posteriores de 1950 y 1978. Desde 1959 hay en el restaurante puedes probar la comida tradicional de la región, y desde 1966 también en el Museo de Arte Abstracto Español se exponen obras de artistas tan famosos como Saura, Oteiza, Chillida, Torner, Zóbel o Tapies y otros autores de la llamada “Generación Abstracta” de mediados del siglo XX.

Si lo deseas, puedes para aparcar tu vehículo cerca de la zona en uno de nuestros aparcamientos públicos SABA, abierto las 24 horas que se encuentra en la estación de Cuenca, en la avenida Cerro de la Estrella, s/n. Está acondicionado con plazas de carga para vehículos eléctricos.