Catedral de Girona

La Catedral de Girona, conocida también como Iglesia de Santa María de Girona, es, con sus 30 metros de altura, el mayor templo de culto católico de toda la provincia. El templo es resultado de diversos estilos debido a las diversas remodelaciones por las que ha tenido que pasar. Su fachada, sin embargo, muestra que se trata de una catedral románica con estilo gótico.



La obra dedicada a Santa María se inició en 1312, fecha en la cual se construyó el ábside, el deambulatorio, nueve capillas y tres naves. Los encargados de la construcción fueron los hermanos Enric y Jaume Faveran. No fue hasta el siglo XVIII que se acabaron las obras de la nave y hasta 1730 que se retomaran las obras correspondientes a la fachada del edificio, proyecto de Pere Costa. Dos años después se colocaron cuatro obras monumentales de los escultores de la ciudad J. Bohigas, A. Casamor, J. Busquets y D. Fita. Así, la Catedral de Girona ensalza la cultura y tradición de la provincia, con una obra construida a lo largo de ocho siglos y por una decena de artistas.

De hecho, la catedral es tan imponente que ha servido de escenario para la famosa serie de televisión ‘Juego de Tronos’, en concreto para su sexta temporada.

Según documentos antiguos, su diócesis era equiparable a las de Toledo y Sevilla. La Catedral de Girona despunta por la altura del resto de edificios de la zona. Se encuentra cerca del río Onyar y se puede llegar a ella a través de la Subida de Sant Feliu o el paseo de la Reina Joana.

La catedral se encuentra en plena zona de efervescencia cultural, al lado del Museo de Arte de Girona y el Museo de Historia de la ciudad. Si decides moverte en coche, para visitar el centro de Girona y su grandiosa catedral recuerda que tienes uno de nuestros aparcamientos Saba muy cerca de la zona, en la calle Berenguer i Carnicer.