Catedral Seu Vella

Conocida también como



Fue construida entre los siglos XIII y XV sobre las ruinas de una antigua mezquita. Antes de esa mezquita había una catedral cristiana. En 1707 se usó como cuartel militar de Felipe V.

Se erige cerca de la calle mayor, sobre el denominado “Turó de Lleida”, una elevación de terreno desde la cual se podía ver toda la ciudad y gran parte de la comarca del Segriá.

La catedral se construyó en estilo románico, aunque sus bóvedas son de crucería ojival góticas, por ello conviven las formas románicas y la monumentalidad del gótico. Destaca su claustro, que ofrece al visitante una galería mirador con vistas a toda ciudad. Lo cierto es que representa una auténtica maravilla para la vista. Por dentro, el claustro está repleto de ornamentación y grandes ventanales que proyectan unos juegos de luces y sombras verdaderamente increíbles.

Otro aspecto a tener en cuenta son los capiteles sobre los que se sustenta, entre ellos, destacan el del Atlante que sostiene un rosetón y el capitel interior con morfología de animales.

Repartida en el interior de la Catedral Seu Vella se encuentra una gran colección de quince tapices flamencos del siglo XVI, que representan pasajes bíblicos, composiciones mitológicas así como cortesanas.

Si deseas visitar la zona y necesitas aparcamiento, encontrarás un parking público Saba en la estación de Lleida, en la calle Príncep de Viana , s/n, El parking permanece abierto las 24 horas del día de forma ininterrumpida, además posee aparcamiento con VIA T tanto a la entrada como en la salida.