Estadio de Riazor

El Estadio de Riazor es uno de los puntos turísticos más destacados de A Coruña. Fue inaugurado en 1944 y es el recinto deportivo donde el Real Club Deportivo de A Coruña celebra sus partidos locales.

Santiago Rey Pedreira diseñó el estadio para albergar a 37.000 espectadores y 60.000 si se incluía el aforo de pie. De hecho, el campo tenía la capacidad de acoger a la mitad de la población de La Coruña, que en los años 50 rondaba los 120.000 habitantes.

En la actualidad es un espacio histórico que da nombre a la zona donde se encuentra: la Ciudad Deportiva de Riazor. A esta, se puede llegar a través de Rúa Manuel Murguía o mediante su calle paralela, Avenida de la Habana.

La historia que se conserva en sus cuatro paredes convierten el Estadio de Riazor en un lugar ineludible si se visita la provincia gallega. El primer encuentro que se disputó en el campo de fútbol Riazor fue un amistoso entre España y Portugal el 6 de mayo de 1945. Un año después escenario de la final de la Copa del Rey, entre Real Madrid y RCD Español, partido que se saldó con un 2 a 0.

Además, el recinto se encuentra puerta con puerta con la Casa del Agua, un centro de relajación que cuenta con spa, gimnasio y tratamientos de todo tipo. También, el Estadio puede ser una parada en el trayecto para ir después a la playa de Riazor, que se encuentra a pocos pasos del recinto, bajando la Avenida de la Habana.

Para los forofos del fútbol, el Estadio de Riazor es una visita crucial durante su estancia en la ciudad. En días de partido, es más difícil encontrar aparcamiento pero Saba dispone de varios parkings en la zona dónde poder dejar el coche sin problema.