Plaza de Toros de Ronda

La plaza de toros de Ronda es una de las más antiguas y bonitas de España. Para construirla se dedicaron nada más y nada menos que seis años. Se inauguró en 1785 con una corrida en cuyo cartel se encontraba el famoso torero Pedro Romero.



La plaza es considerada como una de las cunas de la tauromaquia moderna surgida en el siglo XVIII. Es de estilo neoclásico y posee una interesante portada de cantería. El graderío está distribuido en dos niveles superpuestos y posee 136 columnas de piedra lisa con 68 arcos y el techo, a dos aguas, está cubierto con tejas árabes. Su aforo es de 6.000 espectadores. El ruedo posee un diámetro de 60 metros, lo que le hace uno de los ruedos más grandes de España. Bajo los tendidos se encuentra el Museo Taurino de Ronda, abierto al público en 1984.

En esta plaza tiene lugar uno de los acontecimientos más importantes de la temporada taurina, que es la Corrida Goyesca, que se lleva a cabo a principios del mes de septiembre. Esta famosa corrida la creó Antonio Ordóñez en 1954, con motivo del segundo centenario del nacimiento de Pedro Romero. Además de esta corrida, también es célebre el Concurso Exhibición de Enganches de Ronda, ambos eventos dentro la Feria Pedro Romero.

Aparte de visitar la plaza en sí, también está abierto al público el Museo de Tauromaquia, el cual ilustra los orígenes del toro en la cultura universal, hasta su implantación en la Península Ibérica, y posee una rica colección de obras relacionadas con la tauromaquia.

Si lo deseas, encontrarás un aparcamiento público Saba en la estación de Ronda, ubicada en la avenida de la Victoria, nº 31, a escasos minutos de la plaza de toros.