Basílica de Santa María y El Palmeral

La Basílica de Santa María, conocida también como el Campanario de Elche, es uno de los principales monumentos históricos de la ciudad. Este templo es de culto católico y fue el cuarto templo de la ciudad en ser construido. Los habitantes de Elche conviven la Basílica de Santa María como iglesia principal de la ciudad, por lo que sus misas son muy bonitas y multitudinarias, sobretodo en festividades importantes. Cerca de la basílica se encuentra El Palmeral, la mayor agrupación de palmeras que hay en Europa con más de 200.000.

En el templo de Elche se venera a la Santa Patrona la Virgen María. En 1673 fue bendecida la primera piedra de la basílica, lo que supondría el inicio de unas obras que se extenderían a lo largo de los años. La edificación del templo se llevó a cabo según los planos del arquitecto Francisco Verde, quien se encargó de la construcción hasta su muerte, en 1674. Además de su interés cultural como templo de culto, la basílica es conocida por las grandes vistas que ofrece de la ciudad de Elche, desde lo alto de la torre del campanario.

El diseño de la puerta mayor de la iglesia se le atribuye a Nicolás de Bussy y representa una de las principales muestras del barroco valenciano. La puerta se finalizó en el año 1682 y está formada por tres estructuras distintas: la primera flanqueada por columnas salomónicas, sobre ella una hornacina dedicada a la Asunción de Santa María, coronada por la Santísima Trinidad.

Esta basílica es uno de los tesoros mejor preservados de Elche, por lo que su visita es obligada. La histórica edificación se encuentra en la plaza de Santa María, tocando el río Vinalopó y pocos metros del ayuntamiento.

Si lo deseas podrás aparcar tu vehículo en uno de nuestros parkings públicos Saba que se encuentra en la zona, muy cerca de la Basílica de Santa María y de El Palmeral, en Porta de la Morera, s/n.