Catedral de Murcia

La Catedral de Santa María fue bautizada como la Catedral de Murcia por ser el edificio monumental más importante de la capital. En su construcción, que data del siglo XIV, participaron importantes artistas y arquitectos españoles de la talla de Diego Sánchez de Almansa y Jerónimo Quijano. Pero no fue hasta 1751 que la fachada quedó terminada. Una presentación de estilo barroco, que introduciría lo que sería después la catedral.

En el interior de la basílica confluyen diferentes estilos que conviven en armonía a través de detalles espectaculares. Uno de los estilos con más presencia es el gótico, que da pie a la gran bóveda de la catedral. Aunque también se pueden observar espacios dedicados a la arquitectura barroca, sobre todo presente en el retablo del Altar Mayor que capitanea la Catedral de Murcia.

La Catedral de Murcia está situada en la parte antigua de la ciudad, concretamente en la plaza Hernández Flores. A su alrededor conviven grandes monumentos y puntos de interés turísticos, como por ejemplo el Palacio Episcopal, el Conjunto Monumental San Juan de Dios y el Puente Viejo, que cruza el río Segura.

Ratificado como un bien de interés cultural, la catedral da culto al catolicismo y representa la principal sede de la diócesis de Cartagena. El templo se caracteriza por tener el campanario más alto de España, con una torre de 93 metros de altura. Además, el conjunto del proyecto arquitectónico es considerado una obra maestra del barroco español.

Para poder visitar tranquilamente la Catedral de Murcia y sus alrededores en la zona se haya nuestro parking Saba. Nuestro aparcamiento te permite visitar Murcia tranquilamente gracias a una mayor movilidad, sin tener que invertir tiempo en busca de aparcamiento o para encontrar el transporte público que se acerca más a la zona.