Mercado de La Esperanza

A espaldas del Ayuntamiento de Santander encontrarás el Mercado de la Esperanza, una de las plazas de abastos más grandes de toda Cantabria.



El edificio fue diseñado por los arquitectos Eduardo Reynals y Juan Moya, y allá por 1977 se declaró monumento histórico-artístico.

En el mercado se vende casi cualquier tipo de comestible de primera calidad. Podrás encontrar fiambres, verduras, carnes, conservas, etc... Sin embargo, lo que más llamará la atención al visitante, en comparación con otros mercados, es la increíble oferta de pescado que ofrece, una verdadera maravilla a la vista. El Mercado de la Esperanza es ideal para fotografiar el trajín que allí acontece a diario.

Los puestos de pescado ocupan casi toda la planta baja. No hay marisco o pez que se pesque en el mar Cantábrico que no se pueda encontrar allí. Las puestos de pescado ofrecen de todo.

En la parte exterior del mercado, anexa a la plaza de la Esperanza, se encuentran los “toldos azules”, un tejido vivo de comercios al aire libre que venden de todo y conforman una de las estampas más características de Santander los días de mercado.

Si visitas la zona y quieres abastecerte de productos de primera calidad no lo dudes ni un instante, es el lugar idóneo. Si ya eres habitual de la zona, te resultará de interés saber que los chefs más renombrados de la capital cántabra realizan sus compras en este mismo mercado. No hay mayor garantía que esa.

Si deseas realizar tus compras, podrás encontrar uno de nuestros parkings públicos Saba ubicado en la estación de Santander, en la plaza de las Estaciones, s/n que se encuentra a escasos minutos a pie del Mercado de la Esperanza.