Catedral de Málaga

La Catedral de Málaga, conocida también como Basílica de la Encarnación es la joya renacentista más valiosa de Málaga y una de las más importantes de España. La basílica fue construida a principios de 1528 pero su edificación no terminó hasta 1782. La catedral fue consagrada el 3 de agosto de 1588.



Situada en la calle Molina Lario, la catedral cuenta incluso con un museo en su interior. Este museo catedralicio muestra una colección muy amplia de piezas renacentistas. Al igual que la Catedral, el museo está abierto al público de lunes a viernes y entre las 10 de la mañana y las 18 horas o de 10 a 18 horas los sábados.

La Catedral de Málaga combina a la perfección diferentes estilos arquitectónicos. La planta, de estilo gótico, su cabecera principal renacentista y los toques barrocos de su fachada y las cubiertas.

La torre norte de la basílica se eleva hasta los 84 metros de altura, convirtiendo la catedral en la segunda más alta de Andalucía, justo detrás de la Giralda de Sevilla. En cuanto a la torre sur, ésta yace inacabada, por lo que entre los ciudadanos se la han renombrado como ‘la manquita’.

Delante de la catedral de la Encarnación se encuentra la plaza Obispo, una pequeña plaza presidida por una bonita fuente. Alrededor de ella, tres edificaciones pintadas de amarillo, granate y crema. Cuando el sol refleja en sus fachadas la luz se vuelve especial y más clara. Además cuenta con varias terrazas en las que descansar y contemplar la hermosura de la catedral desde fuera.

Si lo deseas podrás aparcar tu vehículo en nuestros parking Saba en Málaga, que se encuentra en la estación y que está disponible las 24 horas del día.