Catedral de Valencia

Ubicada en pleno corazón de la ciudad de Valencia se encuentra la Seu, también llamada formalmente, Catedral de Santa María de Valencia. Actualmente, esta es la sede del arzobispado de Valencia.



La catedral actual se terminó el 22 de junio de 1262 y fue edificada sobre las ruinas de la primera catedral de Valencia que databa del siglo VI en la época romano-visigoda. No obstante, ahora sobresale ante todo la influencia gótica, pese a que también se pueden apreciar los estilos barroco y renacentista.

En su interior se halla el famosísimo Santo Cáliz, fechado del siglo I, y dado a la catedral por el rey Alfonso el Magnánimo en 1436. Un objeto de culto y veneración que atrae devotos y curiosos de todos los rincones del mundo. Además en el interior, el visitante no sólo encontrará la antigua sala capitular o capilla del Santo Cáliz el Cimborrio, obra maestra del arte gótico; sino que también podrá deleitarse con la Girola, de estilo gótico valenciano; el altar mayor o presbiterio, decorado con pinturas renacentistas; y la nave principal y las laterales, de estilo gótico valenciano.

Del exterior destacan elementos singulares como son la puerta oriental, la pequeña capilla de Sant Jordi, la arcada Obra Nova, La puerta de los Apóstoles, el campanario lla-mado Micalet y la puerta barroca de Los Hierros.

Además, diseminadas por sus paredes, se encuentran algunas de las primeras y mejores pinturas del Quattrocento de toda la Península Ibérica, que llegaron de Roma a través de artistas contratados por Alejandro VI.

Si lo deseas, puedes para aparcar tu vehículo cerca de la zona en uno de nuestros aparcamientos públicos Saba que se encuentra en la estación de Valencia Nord situado en la calle Xàtiva, nº24. Es nuestro aparcamiento más cercano al centro de la ciudad, que te permitirá disfrutar de los paseos en Valencia.