Catedral de Mallorca

Levantada sobre la bahía de Palma se erige la monumental Catedral de Mallorca, conocida también por los mallorquines como La Seu. Es un templo de estilo gótico levantino que posee unas murallas romanas renacentistas construidas para proteger a la ciudad de posibles asedios por mar. Es la única catedral gótica que posee esta peculiaridad.

Fue declarada monumento histórico-artístico en 1931 y su construcción comenzó en 1229, pero no se terminó hasta 1601.

Todo en la Catedral de Palma de Mallorca es inmenso. Dicen que posee el rosetón gótico más grande del mundo, nada más y nada menos que 15 metros. Toda la construcción en sí es enorme, su bóveda alcanza la monumental altura de 44 metros. Sólo la supera la Catedral de Beauvais con 48 metros de altura. En total mide 21 metros de largo y 55 de ancho y tiene tres capillas paralelas en la cabecera y numerosas capillas laterales entre los contrafuertes.

Además de su interés histórico y religioso, desde 2007 hay que añadirle la Capilla del Santísimo o de San Pedro, decorada por el artista Miquel Barceló, una obra que tienes tantos detractores como entusiastas, pero que sin duda vale la pena visitar. El artista Miquel Barceló ha plasmado la representación del milagro de los panes y los peces en arcilla, con grietas, como si estuviéramos más en una cueva que en una capilla. Es una visita imprescindible si estás en Mallorca.

Si la visitas sobre el mediodía podrás observar como el sol pasa a través del rosetón y la luz se descompone en cientos de colores que iluminan la catedral. Algo realmente digno de admirar.

Si lo deseas, encontrarás un parking público Saba en la plaza de San Antonio, aparcamiento situado en el centro de la ciudad a muy pocos metros de la Caterdral de Palma de Mallorca. El parking perfecto para aparcar tu vehículo y disfrutar de esta ciudad.