Gran Vía de Madrid

La Gran Vía es una de las principales calles de Madrid. Comprende desde la calle de Alcalá hasta la plaza de España. Desde el punto de vista comercial, turístico y de ocio, su construcción supuso un importantísimo acontecimiento para la ciudad a principios de siglo XX.

La Gran Vía es famosa por sus cines, y sobre todo por sus teatros donde se da cabida a una de las mejores y más completas ofertas teatrales de Europa. El tramo comprendido entre la plaza de Callao y la de España se conoce como el Broadway madrileño. Igualmente, el tramo comprendido entre San Luis y la plaza de Callao alberga en la actualidad numerosas tiendas de cadenas internacionales de moda y supone uno de los reclamos comerciales más significativos de la ciudad. Ir de compras por la zona resulta una experiencia inolvidable.

Antiguamente, además de para servir como vía de comunicación este-oeste de la ciudad, la construcción de la Gran Vía supuso un cambio en las costumbres de los habitantes de Madrid, ya que albergó los primeros grandes almacenes de la ciudad, escaparates de lujo, grandes salas de cine o cafés que fueron muy frecuentados durante sus primeras décadas de vida. En un primer momento, su construcción se dividió en tres tramos, que fueron dedicados a sendos personajes relevantes de la época. La Avenida A se llamó calle Eduardo Dato; el Bulevar, avenida de Pi y Maragall y la Avenida B, calle del Conde de Peñalver.

Para poder disfrutar de una tranquila tarde de compras sin preocuparte por tu coche, podrás encontrar uno de nuestros parkings públicos SABA, ubicados en la plaza de los Mostenses s/n. Este aparcamiento permanece abierto las 24 horas del día, dispone de plazas para personas con movilidad reducida, vigilancia de vehículo y entrada y salida VIA T para tu vehículo. También ofrece un servicio de lavado de vehículos que está a tu entera disposición.