Casa Batlló

La Casa Batlló es obra del arquitecto catalán Antoni Gaudí, uno de los artistas más celebres del siglo XX y máximo representante del modernismo catalán. No es de extrañar pues, que la Casa Batlló sea en sí misma una representación de la época modernista de Barcelona. Fue construida entre 1904 y 1906 en el número 43 de Paseo de Gracia, una de las avenidas más importantes y concurridas de la ciudad, a causa de su gran oferta comercial, tanto por las tiendas de alta calidad como los restaurantes y bares que posee.

La fachada del edificio es una de las piezas clave de la totalidad de la obra de Gaudí. Está formada por la combinación entre la piedra y vidrieras de colores. En conjunto dibujan formas onduladas y curvas que le dan un punto de originalidad y fantasía al conjunto de la edificación y en comparación al resto de edificios de la zona.

Pero la fachada no es la única parte curiosa del edificio, que posee un techo curvilíneo que imita el lomo de un animal. Sobre este se divisa una serie de piezas esféricas, de grandes dimensiones y diferentes colores.

El interior de la Casa Batlló resguarda un patio interior cubierto de azulejos de tonalidades azules. También una vez dentro, se puede admirar el Salón principal, que tiempo atrás sirvió de comedor para la familia Batlló. En la actualidad el edificio esta protegido como Patrimonio de la Humanidad y está abierto al público. Durante las noches de verano, su azotea acoge conciertos de jazz, una oferta cultural que no puedes perderte.

Todo el edificio en sí es un deleite para la vista, tanto de día como de noche. Si decides visitar el espacio, no dudes en aparcar tu coche en uno de nuestros parkings Saba, ya que nuestro parking público se encuentra disponible muy cerca de la Casa Batlló, las 24 horas del día.